warning icon
YOUR BROWSER IS OUT OF DATE!

This website uses the latest web technologies so it requires an up-to-date, fast browser!
Please try Firefox or Chrome!

Cirugía de las orejas

image
La otoplastia es la cirugía que se realiza para reposicionar las orejas prominentes, consiguiendo que se encuentran más pegadas a la cabeza.
En caso de que el paciente sea un niño pequeño lo más habitual es que la operación se realice bajo anestesia general. Sin embargo, para jóvenes y adultos es más común el uso de la anestesia local, asociada o no a sedación, para que el paciente esté despierto pero relajado durante la intervención.

Lo normal es que una otoplastia dure entre 2 y 3 horas, aunque en casos complejos puede llevar más tiempo. Una pequeña incisión en la parte posterior de la oreja para exponer el cartílago auricular. Luego se esculpe el cartílago y se dobla hacia atrás. Hay veces en las que puede ser necesario extirpar una parte del cartílago para lograr una oreja más natural. El último paso consiste en la extirpación de una cuña de piel de la parte posterior de la oreja. De este modo la cicatriz de la otoplastia queda escondida detrás de la oreja.

Tras la operación se coloca un vendaje que modela las orejas para que se curen en la posición correcta. El vendaje suele retirarse a la semana junto a los puntos, entonces se coloca una cinta elástica durante un par de semanas que impedirá que las orejas se plieguen hacia delante durante el sueño.

loading
×