warning icon
YOUR BROWSER IS OUT OF DATE!

This website uses the latest web technologies so it requires an up-to-date, fast browser!
Please try Firefox or Chrome!

Ginecomastia

El término ginecomastia proviene de la palabra griega usada para definir “mamas similares a las de la mujer”.

Se trata de una enfermedad que consiste en el aumento del tamaño de la mama en el varón por un desequilibrio de los niveles hormonales.

No es una extraña patología, sino un problema que padecen entre el 40-60 % de los hombres.

La causa más común suele ser el consumo de drogas junto con los esteroides anabolizantes, por lo que el médico debe analizar los hábitos del paciente antes de proceder a cualquier mecanismo.

El mejor tratamiento para la ginecomastia es realizar una cirugía para extirpar la grasa que se ha generado en el pecho del hombre, así como el tejido glandular.

Como en cualquier cirugía, siempre hay algunos riesgos como infección, lesiones cutáneas, sangrado excesivo, y aparición de ceromas.

El procedimiento puede provocar cicatrices visibles, cambios de pigmento en el área de la mama, o mamas y pezones ligeramente asimétricos.

La cirugía para la ginecomastia se lleva a cabo como paciente ambulatorio, aunque en algunos casos puede ser necesario una estancia de un día en el hospital.

La cirugía suele durar sobre una hora y media, bajo anestesia general, local o sedación, dependiendo de lo que se aconseje para cada caso.

 Hay diversos tipos de ginecomastia:

Todas las molestias derivadas de la cirugía pueden ser controladas con medicación. Es normal la hinchazón que desaparecerá en unas pocas semanas y se aconseja llevar una prenda elástica durante algún tiempo.

Evite la actividad física al principio, sin realizar ejercicios pesados durante tres semanas y no exponerse al sol para no tener problemas de cicatrización.

loading
×